La revolución del home office

Tiempo de lectura: Mas de 4 minutos

Adaptan a los nuevos hábitos, se vuelven versátiles y súper funcionales. Las claves para sumarse a la tendencia.

Txt: Dolores Vidal Ph: Gentileza diseñadores

Metamorfosis. La vida laboral en proceso de cambio porque hoy, gracias al avance tecnológico, es posible trabajar desde cualquier lugar del planeta. Por eso, nuestro micromundo va mutando hasta dar con la horma perfecta, como un traje a medida, para responder a los nuevos hábitos de los usuarios. En eso piensan todos los días arquitectos y diseñadores, cuando enfrentan nuevas obras o producen muebles flexibles en sintonía con las expectativas actuales, sobre todo, de los millenials, quienes impulsan estas transformaciones.

En la última Casa FOA (que cerró sus puertas el 16 de octubre) se pudo espiar y entender cómo se materializa esta tendencia. Ya no se trata solo de crear un rincón para trabajar en casa. La evolución hoy se llama ‘hoffice’ y ‘playoffice’, entre otros conceptos nuevos de los que ya hablan los profesionales del diseño.

El ‘hoffice’, presentado por las arquitectas María Ponce Quintero, Marcela Rodríguez y Lorena Spinola, es “una evolución natural del ‘home office’, porque es una alternativa de interacción dentro del propio hogar”, opinan.

Así lo explican: “El ‘hoffice’ promueve la inteligencia colectiva. Se trata de trabajar en casa, pero con otros. Pueden ser amigos o bien desconocidos que comparten un espacio, aún cuando no se compartan las disciplinas, haciendo incluso de esa diferencia la posibilidad de generar un encuentro laboral enriquecedor. Para crear un escenario dinámico es clave pensar el espacio desde su funcionalidad, generar múltiples posibilidades a partir del diseño y contar con sistemas inteligentes que permitan modificar un ambiente según su necesidad”, dicen.

Para las arquitectas, la consigna actual es proyectar un ámbito joven, estimulante y dinámico, donde los habitantes puedan desarrollar sus múltiples actividades. Estas cubren un amplio espectro, como la necesidad de estudio y concentración individual, el trabajo en grupo y también el momento de creación y recreación. “Para ello se proyectan dos zonas bien definidas: una de estudio y trabajo, y otra más desestructurada y relajada”, agregan.

Bajo esta premisa se alcanza otra evolución de este espacio, que se llama ‘playoffice’. Fue presentado por los diseñadores Carla Belussi y César Stivaletta en Patagonia Design and Art Center. “Nace a partir del concepto de la versatilidad con la que debe contar un área de trabajo para que conviva con momentos de dispersión y descanso. El lugar se adapta a los diferentes estados y momentos del día. Por eso, contempla un mueble central que puede transformarse morfológicamente (aparecen y desaparecen puestos de trabajo según las necesidades) y también varía su color. Cuando está cerrado el mueble es totalmente blanco y al desplegar los puestos operativos aparece el azul de la caja arquitectónica. El mobiliario del sector de dispersión es de la firma Kare Design y cuenta con sofás muy cómodos en color suela y mesas de apoyo”, apuntan.

El hábitat espejo

Más allá de las tendencias que reflejan los cambios en la forma de vivir y trabajar, el ‘home office’ -como espacio fundamental en una vivienda- debe responder a la identidad y profesión de su usuario. “Es clave destinar un lugar dentro de la casa y personalizarlo según la actividad que uno desarrolla -afirma la arquitecta Liliana Dabove-. Hay que desplegar en ese espacio todo el confort que uno tendría en una oficina o taller independiente. El filósofo Gaston Bachelard en su libro La Poética del Espacio se refiere a la ‘felicidad del rincón’: es, justamente, ese espacio donde proyectamos nuestra identidad y sentimos pertenencia”, dice.

Un buen ejemplo de personalización es el ‘home office’ de una ‘fashion influencer’ que presentaron las diseñadoras Mariana Galante y Josefina Somoza en Casa FOA. Un espacio donde se destaca un sofá de terciopelo rosa sobre una alfombra en damero blanco y negro. “Es el lugar donde trabaja, dentro de su propia casa, una referente de la moda y las tendencias –explican-. Las ‘fashion influencers’ son muy activas en las redes sociales. Las imágenes que suben, usando prendas de una determinada marca, establecen tendencias. Aquí, creamos un lugar de trabajo relajado y moderno, en donde pueda sentirse conectada con su estilo de vida cosmopolita y glamoroso. Se evoca a través del diseño, a las más exclusivas tiendas de moda internacionales”, describen.

Los aliados perfectos

Una mesa de trabajo multifunción, buena luz, una asiento ergonómico y una biblioteca todoterreno -fundamental para aportar orden y organizar el lugar-, resultan los muebles indispensables para un ‘home office’.

“La tendencia apunta a espacios de guardado móviles y muebles inteligentes: la conectividad hoy es una exigencia; por eso, si el mobiliario además de cumplir su función principal, cuenta con dispositivos que permitan conectar un celular, una notebook o incluso reproducir música por medio del sistema Blootooth, el beneficio es doble”, opinan los representantes en la Argentina de  Häfele, empresa alemana líder en sistemas inteligentes para muebles y arquitectura.
Diseño para armar. El futuro del ‘home office’ ya está aquí.

+info

casafoa.com
hafele.com.ar
[email protected]

 

Comments

comments