Crema al cielo

Tiempo de lectura: Mas de 6 minutos

Ese es el nombre que Dolores Mendy, Agustina Cavasani y Agustina Anchorena le pusieron a su proyecto artístico, fundado en el 2013. Jóvenes y atrevidas, empezaron pintando un mural y desde entonces, no pararon. Esta es la historia de tres amigas que se sienten plenas haciendo arte.

Txt: Catalina Pelman
Ph: Gentileza artistas

 

Agustina “Tina” Cavasani (28), Dolores “Loli” Mendy (27) y Agustina Anchorena (31) estudiaron en la Escuela Superior de Bellas Artes Reginas Pacis de San Isidro y se perfeccionaron con el artista y diseñador Fernando Goin. Durante cinco años compartieron tardes de estudio, pintando juntas en una misma mesa, tomando mate, intercambiando historias.

Formalmente, el grupo nació hace dos años, cuando el marido de Agustina Anchorena les pidió que crearan un mural para un restaurante de sushi en Zona Norte. En ese momento, las tres amigas firmaron la obra con las iniciales de sus apodos “G.L.T”. Sin embargo, advirtieron la necesidad de darse un nombre que las represente y las distinga. “Pensamos varios, hasta que surgió Crema al Cielo”, explicó Tina. “Estábamos en el auto, teníamos una cuchara de helado, y nos reímos”, recordó Agustina.

De a poco le fueron encontrando sentido a ese nombre que había surgido espontáneamente durante un viaje. Y es que en realidad, en todos sus murales hay mucho cielo y color azul. “La materia es la crema, la pintura, lo suave, mientras que al cielo significa a lo divino, un movimiento de abajo hacia arriba para alcanzar esa escalera al cielo a través del arte”, aseguró Tina.

¿Cómo es la convivencia?

Siempre nos preguntan eso. Por supuesto, discutimos. Pero resolver las diferencias es muy simple, porque nosotras trabajamos con pasión. Nuestro objetivo es poder crear en una imagen todo lo que tenemos dentro. Es un trabajo espontáneo porque no usamos boceto. Pensamos lo que queremos hacer, charlamos, dibujamos algunas cositas. ¡Cuando empieza la pelea significa que se está empezando a amasar la idea!

¿Cómo distribuyen las tareas?

Cada una tiene su rol en este equipo, y por suerte estos roles salieron de manera natural. Cuando pintamos juntas dejamos de lado el ego, esto es el goce de la pintura, colaboramos. Es por eso que nuestros trabajos combinan los estilos de las tres, pero parecen pintados por una sola persona. No se trata de quién pintó la imagen más grande.

Y es que cada una traslada su personalidad a la pintura. Agustina “hace lo que vos le pidas, es una ilustradora creativa y nunca copia. Es alegre y un poco vintage”, coincidieron sus compañeras. Por su parte, Tina se describe “más bien copista y caótica, la que siempre mete la pata, la que cocina algo rico para compartir”. En cambio, según sus amigas, Loli “es la más prolija, la que cierra todos los pomos, prepara el agua y las paletas, es la que cuando llegamos a un lugar, se pone inmediatamente a medir”.

En el taller, situado en Acassuso, ellas toman la tarea de una manera muy profesional. Por ejemplo, establecen de antemano el tiempo que van a dedicar a la pintura: “Si decimos hasta las 5, es hasta las 5”, remarca Tina. “Cuesta mucho que nuestros amigos entiendan que nosotras estamos trabajando, es difícil que asocien pintura con trabajo, pero nosotras necesitamos concentrarnos en lo que estamos haciendo, por eso apagamos los celulares y ponemos la música bien fuerte”, agrega.

¿Cómo es una tarde de trabajo en el taller de Crema al Cielo?

Nosotras lo hacemos con mucho amor, elegimos todo lo que hacemos mientras pintamos, la comida y la música. Seleccionamos las canciones, empezamos con canciones movidas mientras preparamos los colores, las paletas y el mate. Después seguimos con algo de electrónica, Charly García, Cerati y Spinetta, ellos tres nos llevan al momento más profundo de concentración de la jornada. Mientras pintamos hablamos mucho, tenemos mucha comunicación, y eso se ve en nuestros murales.

¿Qué creen que las mantiene unidas?

Creemos que pintar juntas es más llevadero. Cada mural es cansador, es un trabajo con el cuerpo. Es puro esfuerzo, es suciedad, es adaptarse al lugar, es perder la comodidad del lugar conocido. Las imágenes que nosotras hacemos son más importantes que cualquiera que podamos hacer solas, porque las hicimos juntas. Gracias a Dios congeniamos, aprendimos a decirnos las cosas y a negociar, a dejar el ego de lado, a compartir y disfrutar.

¿También pintan por separado?

Claro, pintamos por separado, aunque creemos que eso también es parte de pintar juntas. Porque es inevitable, cuando pintamos solas, llevar puesta esa sensación de pintar con alguien, de estar acompañada por las otras. A todas nos gusta pintar en privado, pero cuando pintás sola en un taller, estás horas en silencio con tu mate y con el pucho, es un trabajo muy solitario.

Crema al Cielo acepta los desafíos, se deja llevar por un presente próspero y se ilusiona con un camino largo pero placentero que las encuentre siempre juntas. Con una paleta colorida y fuerte presencia de paisajes naturales, transmite un alegre mensaje. Entre sus murales se encuentran: “El oro de los tigres sin dueño”, en Tigre; “Anclar” y “Tempestad” en La Anita; cuatro murales para Akira; “En la playa” para Preguntados; “En lo profundo” y “El reloj del tiempo” para Ezequiel Iribarren. También “Vueltalmundo” para un restaurante de la calle Thames; “Matshless”, a pedido de Matías Román; “Agua de Rosas”; y “Leopardo” para Delfina García Contestabile.

Vueltalmundo -  2014 Tec Acrilico sobre pared 200 cm x 280 cm
Vueltalmundo – 2014 Tec Acrilico sobre pared 200 cm x 280 cm

¿Qué tiene que tener un proyecto para que ustedes decidan hacerlo?

Cada laburo es como un desafío nuevo, siempre tiene que estar ese reto, la propuesta nos tiene que mover las tripas para que vayamos a hacerlo, más allá del dinero. Tiene que ser una idea que nos atrape, que nos guste, que nos incentive. Lo hacemos con mucha pasión y en cada cuadro aprendemos mucho. Para nosotras esto es más que un negocio, más que una fábrica de pintar cuadros: es nuestro sueño, son años de estudio y de prácticas, años de desear muy románticamente que este proyecto se hiciera realidad.

¿Cómo inician un mural?

Cada persona que nos pide una pintura es un mundo a descubrir, por eso hablamos, tomamos nota de lo que quieren, de lo que se imaginan. Nos empiezan a contar el cuento y nosotras nos metemos en la historia, un poco camufladas como para no intervenir demasiado. Por lo general, nos dejan volar, nos regalan todo para jugar, pero tenemos muy en cuenta lo que nos piden. Nuestro objetivo es que el que pase frente a un cuadro o un mural nuestro, sienta algo.

¿Cómo confeccionan el boceto?

El boceto es contar un poco el cuento, la historia, pero nosotras lo hacemos más bien hablando que dibujando.

¿Cómo definen su estilo?

Nos resulta difícil encuadrarnos en un estilo. Hacemos murales, pero con “estilo bellas artes”, como un cuadro en el mural. Y eso es porque hacemos hincapié en los detalles, como si cada mural fuera un cuadro gigante. También somos un poco arte callejero, un tanto naif, un poco surrealista.

¿Qué elementos nunca faltan en sus obras?

Siempre incluimos algún elemento de la naturaleza: distintos tipos de fauna, agua, cielo, mucha vegetación, salvo algunas excepciones a las que también estamos abiertas. Es muy posible encontrar los valores cursi del amor, de la naturaleza, de los animales, de la luz del día, de regar las plantas, lo bello del entorno.

Mural Akira Nikkei Acassuso 2013- Tecnica Acrilico sobre pared 500 cm x 400 cm
Mural Akira Nikkei Acassuso 2013- Tecnica Acrilico sobre pared 500 cm x 400 cm

¿Cómo dan a conocer sus trabajos?

Una pintura llama a otra pintura; se genera una magia donde el que ve, se hace parte y considera la posibilidad de tener una pintura propia. Cuando nuestro trabajo está terminado, comienza el arte entre la imagen y espectador. Como si la obra llegara a su casa nueva e hiciera amigos nuevos; es lindo ese momento porque el grupo entrega todo su mensaje a ese lugar y personas.

 

Tina, Loli y Agustina se dejan llevar por el destino, por este comienzo inesperado de mucho trabajo y nuevas experiencias. “Crema al Cielo somos nosotras tres, pero es mucho más que eso”, asegura Loli. Y es que el todo es más que la suma de las partes, pues entre ellas se siente la magia y se percibe un verdadero goce por la pintura.

 

+info_

www.cremaalcielo.com.ar
www.facebook.com/crema.alcielo
JAVIER BALIÑA – GALERÍA DE ARTE
Arenales 1428, Buenos Aires
011.4813-0811 / (15) 4148-1145
galeria@jbarte.com.ar
www.jbarte.com.ar

 

 

Comments

comments