Correr las aguas

Correr las aguas

Tiempo de lectura: Mas de 6 minutos

Cada vez son más los que se suman al ‘yatching’ y hacen de este, un modo de vida. Aquí, los mitos y verdades de una pasión que no admite ser descripta solo como un deporte.

Txt: Gisela Pasik Ph: Nicolás Martínez, Matías Capizzano, Gianni Tommazini, Marcela Zapiola.

 

Algunas de ellas pueden ser breves y otras, oceánicas. Con mayor o menor viento. Con más o menos dificultades. Pero nunca predecibles, nunca iguales. Así son las regatas, momentos de conexión total con la naturaleza. Un espectáculo visual tanto para quienes participan de ella como para aquellos que la presencian. Una actividad que desafía la creatividad, la fuerza y la concentración.

El ‘yachting’ hoy en día es un deporte ‘amateur’ en Argentina. Sin embargo, cada vez son más los que encuentran en la navegación sin motor una búsqueda de libertad y auto superación. En esta nota te invitamos a correr las aguas, derribar algunos mitos y conocer en primera persona este deporte que, desde hace tiempo en nuestro país, tiene viento a favor.

Correr las aguas

La cancha nunca es la misma

Son varias las razones que llevan a las personas a iniciarse en el ‘yachting’. Además de ser una actividad que pone a prueba el estado físico a través de la resistencia y la fuerza, la vela desafía la concentración, la autoconfianza y el trabajo en equipo. Los regatistas, que se enfrentan a condiciones meteorológicas cambiantes, requieren de rápidas tomas de decisiones para sortear los diferentes obstáculos que pueden presentarse durante una carrera.

“Salir a navegar es sentirse vivo y te hace reflexionar sobre lo simple que es la vida y las pocas cosas que necesitás para ser feliz”, afirma Juan Pablo Cadario, diseñador gráfico, maquetista de barcos y deportista de vela profesional. Para él, la navegación permite experimentar “sensaciones únicas que pueden ocurrir en el medio del océano, rodeado de delfines o bajo una noche de luna llena”, y asegura que lo que más le gusta es el contacto brutal con la naturaleza.

Otro aspecto que resalta Juan Pablo, que también tiene su propio blog de noticias sobre el mundo náutico, es que “en el ‘yachting’ es difícil abandonar”. Al igual que otros deportes extremos, “la toma de decisiones es constante”, ya sea para ganar una carrera o en situaciones donde las condiciones climáticas empeoran.

De manera similar, Tomás Ocampo destaca que la vela es “impredecible”. Tomás comenzó a navegar a los 14 años “casi por casualidad”, como él mismo define. No tenía antecedentes de familiares navegantes, pero se sentía atraído hacia este deporte y una noche lo comentó en su casa. Sus padres desconocían el ‘yachting’ y no pudieron aconsejarlo. Pero justo al otro día, un amigo del colegio le comentó que se había anotado en un curso de náutica y él, sin pensarlo, lo siguió. “A diferencia de otros deportes no hay un día que sea igual al anterior. La cancha nunca es la misma. La cantidad de variables que intervienen: el viento, la corriente, la mentalidad del equipo hacen que siempre me sorprenda. Mi amigo finalmente abandonó… yo nunca paré”, relata.

 

Entrenamiento de cuerpo y mente

Para practicar este deporte se necesitan tanto habilidades físicas como mentales y es importante tenerlas en cuenta al momento de entrenar. Una buena rutina física ayuda a mejorar la fuerza y el equilibrio. Por supuesto, la navegación es primordial para mejorar la técnica de maniobras y velocidad del barco. Y también son altamente recomendadas por los entrenadores, las terapias de relajación, como el yoga, que ayudan a quitar estrés a la mente y favorecen la concentración.

Quebrando algunos mitos…

Al hablar de ‘yachting’, se pueden escuchar algunas afirmaciones que todavía existen en el imaginario popular. Es común pensar el ‘yachting’ como un deporte solitario. Al respecto, Juan Pablo Cadario aclara: “En realidad, existe un amplio rango de posibilidades. Podés elegir ser un deportista olímpico y hacer toda tu carrera deportiva navegando solo arriba de un velero, o podés ser un tripulante y formar parte de barcos que llevan mucha gente a bordo”. Él, de hecho, optó por el segundo camino y hoy en día cuenta que la mayoría de sus amigos son colegas de este deporte.

Por su parte, Tomás Ocampo, comenzó de un modo amateur para luego competir profesionalmente. “A pesar de haber corrido la mayoría de mis regatas en un 29er (barco que admite sólo dos tripulantes), conformamos un grupo unido de 5 personas junto con nuestro equipo técnico, con quienes viajamos por todo el mundo, y también hice amistades con varios competidores”.

Por otro lado, se lo suele catalogar como un “hobbie costoso” o elitista por el hecho de asociarlo al mantenimiento de un barco, o debido a que históricamente se relacionó a los clubes náuticos con la clase alta de la sociedad. Sin embargo, no es determinante contar con un barco propio para dar los primeros pasos en esta actividad. Desde los clubes, se han realizado importantes acciones para promover la práctica de vela (principalmente en niños y jóvenes) a través del dictado de cursos gratuitos a escuelas públicas o escuelitas para chicos de familias carenciadas, como así también cuentan con barcos a disposición de los socios. Además, son muy frecuentes las oportunidades para navegar en barcos de personas particulares que necesitan tripulación.

Correr las aguas

Regatas y categorías

El objetivo de las competiciones consiste en terminar un recorrido en el menor tiempo posible. Triángulos olímpicos, regatas y regatas oceánicas son diferentes formas de competencia que varían según la distancia, la cantidad de participantes (individuales o grupales) y el barco velero que se necesita para navegarlas.

Un niño ya puede comenzar a practicar vela a partir de los 7 años, y hasta los 15 lo hace dentro de la categoría Optimist. De 15 a 20 años pasa a las categorías 420 o 29er. Luego, existen las categorías olímpicas, como son la Láser, 470, F18. Cada categoría, además de tener límites de edad, indica el tipo de barco con el que se compite.

En Argentina hay campeonatos con mucho prestigio. La semana de Buenos Aires del Yacht Club Argentino es una de las regatas más importantes de América del Sur. Es una competencia amistosa, competitiva y divertida entre navegantes de todo el mundo. Otro evento organizado en nuestro país y con gran convocatoria es la Semana Internacional del Yachting de Mar del Plata. Es bueno recordar que el ‘yachting’ es la segunda disciplina (después del boxeo) que más medallas olímpicas ha dado a nuestro país.

A nivel mundial, el sueño de todo regatero profesional es correr la Copa América, uno de los eventos más importantes del mundo a nivel deportivo. Existen también regatas oceánicas, que se navegan durante semanas, con tripulaciones de hasta 25 personas según la distancia.

Correr las aguas

Para toda la vida

“Yo me enamoré de este deporte”, nos cuenta Magui García Hernández, estudiante de arquitectura, deportista e instructora de ‘yachting’ en el Club Náutico San Isidro. Magui navega desde hace 20 años, cuando comenzó en la escuelita de Optimist del club Regatas La Plata y luego fue invitada con su hermana a competir para el Yacht Club Argentino. Aclara que no se trata solamente del deporte por competición: “El ‘yachting’ te permite disfrutar la competencia y el desafío constante de mover el barco y hacerlo navegar lo más rápido posible, pero también es una actividad que se puede realizar por placer, para disfrutar un día en el río junto a tu familia o amigos”.

Su amor por la navegación la llevó a comprometerse profesionalmente, dedicándole gran parte de su tiempo. Actualmente navega en un equipo de 7 personas, a bordo de un Soto 33. Por eso, ella habla de un deporte que es “para toda la vida” y que “no tiene límites”, ya que a través de la navegación se puede competir, viajar y trabajar, como fue en su caso. “Es un deporte que te da paz”, confiesa. Y es esa pasión que siente por la navegación la que intenta contagiar cada día a sus alumnos y a cualquier persona que desee probar esta “maravillosa experiencia”.

+ info_

Chez Phillippe
Federación Argentina de Yachting
www.fay.org.ar
Yacht Club Argentino
www.yca.org.ar
Club Náutico San Isidro
www.cnsi.org.ar
Blog de noticias del mundo náutico de Juan Pablo Cadario
www.juanpanews.com

 

Comments

comments