Coworking,-una-nueva-forma-de-trabajarport

Coworking, una nueva forma de trabajar

Tiempo de lectura: Mas de 5 minutos

Combinar horas laborales con un ambiente descontracturado ya no es un sueño imposible. En la ciudad, cada vez hay más espacios de trabajo compartidos, donde reina la flexibilidad y la colaboración.

Txt: Valentina Caffaratti
Ph: Gentileza centros de coworking

Trabajar en comunidad maximiza los logros y facilita procesos. Pero sabemos que puede resultar tedioso cumplir horario todos los días en la oficina. Como contraposición, en la actualidad, los avances tecnológicos nos permiten gestionar proyectos desde cualquier parte del mundo. Gracias a ello, son cada vez más los profesionales que se despegan del viejo mandato del trabajo fijo en una empresa.

Muchos jóvenes prefieren el método ‘freelance’, para auto administrar su tiempo y recursos. Al respecto, Martin Frankel, socio gerente de AreaTres afirma: “El viejo paradigma del trabajo y la oficina ya no concuerda con las tendencias económicas, sociales, demográficas y con la evolución tecnológica”.

Sin embargo, muchas veces los ‘freelancers’ se cansan de trabajar solos, o el tiempo les rinde más cuando no están en su casa, porque allí se distraen con facilidad. Al mismo tiempo, no les resulta rentable alquilar una oficina por los costos de ingreso y mantenimiento de la propiedad. Por esto, trabajar desde la casa termina siendo una alternativa poco sostenible en el tiempo. En respuesta a estos cambios, nace el ‘coworking’.

Coworking,-una-nueva-forma-de-trabajar1

¿De qué se trata?

El ‘coworking’ es un espacio compartido de trabajo que brinda infraestructura combinada con servicios básicos y otros opcionales. Estos locales ofrecen planes flexibles, tanto en el modo de uso del lugar como en los plazos. En muchos casos, incluso sin reservas.

Cuentan con diferentes ambientes de trabajo y salas para reuniones, que se pueden alquilar por hora, día, semana o meses. El movimiento surge alrededor del 2009, gracias al auge ‘freelancer’ y de ‘startups’ tecnológicas que se da con el advenimiento de Internet. Frente al incremento en la demanda de proveedores independientes y de equipos reducidos en áreas relacionadas al diseño multimedia, Brad Neuberg vio la necesidad de que esta fuerza laboral tenga un espacio de trabajo flexible y, a la vez, profesional. Primero inauguró en un loft, un lugar de co-trabajo para tres ‘freelancers’ en San Francisco llamado “Hat Factory”, y luego creó el “Citizen Space”, considerado el primer local de coworking en Estados Unidos.

Mucho más que oficinas compartidas

Las ventajas de acudir a estos espacios sobre el alquiler de una oficina radican principalmente en costos, comodidades y servicios extra. Para alquilar una oficina temporaria se necesita garantía, mes de depósito y contratar todos los servicios de limpieza y atención al público por separado, entre otras cosas. Todo esto conlleva un gasto muy elevado para un pequeño emprendedor, que en los locales de co-trabajo se evita. “Brindamos una solución, un servicio que no sólo optimiza costos, sino que también permite a las empresas enfocarse 100% en sus proyectos y no hacerse cargo de gestionar una oficina”, declara Juan Manuel Otero, socio fundador de La Maquinita.

Pero el beneficio fundamental que brindan es la generación de conexiones que pueden traer nuevas oportunidades de trabajo.

Estos espacios, al unir profesionales independientes y equipos de trabajo, facilitan la oportunidad de generar redes con personas afines y potenciar posibles sinergias. “Permiten forjar nuevos vínculos comerciales, laborales y sociales; dando como resultado un ambiente interdisciplinario donde se dan oportunidades de negocio”, afirma Marina Urreaga, CEO de Central Coworking.

Por su parte, Paul Iribarne, gerente de Céspedes Coworking, nos explica que formar parte de esta comunidad de profesionales de diversas áreas y ‘startups’, es una elección que va más allá de lo laboral, representa un estilo de vida.

Lejos quedaron las tardes en un café con wifi, donde no se ofrecía un lugar exclusivo de trabajo, ni espacio colaborativo con una comunidad de emprendedores que están en la misma sintonía. Hoy, los profesionales quieren disfrutar el día de trabajo en un ambiente estimulante que, además, permite separar lo laboral de la vida personal para lograr un mayor orden y productividad.

Marina Corbata, socia fundadora de La Maquinita, remarca este aspecto: “El principal beneficio es la vida en comunidad. La posibilidad de interactuar con otros profesionales que transitan el mismo camino es muy valioso porque el contacto con el otro te nutre y ayuda a evolucionar. Si trabajás desde tu casa se vuelve difícil llegar a nuevos contactos.”

En Buenos Aires

El coworking es, hace tiempo, una tendencia creciente en Europa y Estados Unidos; y en los últimos años dio el gran puntapié en nuestro país.

En Argentina existen 42 espacios de coworking, la mayoría ubicados en Capital Federal; el resto en Córdoba, Mendoza, Mar del Plata, Rosario, La Plata, Tucumán, Río Cuarto y Salta. Existen unos 2800 puestos de trabajo activos y unos casi 3500 coworkers. Son 1500 empresas las que eligen esta modalidad de trabajo.

Entre los centros de coworking en Buenos Aires, cada propuesta tiene su estilo propio. Lo más importante es encontrar aquella que se acomode a los intereses y necesidades personales.

Florencia Faivich, socia fundadora de Urban Station, nos cuenta que el perfil de personas que acuden a sus cuatro sucursales en Buenos Aires es muy heterogéneo: “Desde consultores, escritores, periodistas, diseñadores web, desarrolladores, empresas de RRHH, hasta abogados”. El rango de edades ronda entre los 25 y 50 años, y la brecha se extiende cada vez más.

Servicios

Los servicios varían según el centro de co-trabajo pero, en líneas generales, las ofertas son:

  • Open Desk/Space: mesas individuales o comunitarias y livings que constan de enchufes, conexión de internet por cable y, en algunos casos, un cajón locker con llave. Los planes varían entre los $1500 y $2500 mensuales.
  • Close Office/Private Desk: oficinas cerradas que permiten tener más privacidad. Vienen equipadas. Los precios arrancan en los $6000 por mes.
  • Salas de reuniones y espacios de eventos: ideales para hacer presentaciones o reunirse con colegas y clientes. La mayoría vienen equipadas con Smart TV, pizarrón, enchufes, cable de red, servicio de cafetería e incluso, algunas, con sala de espera. Tienen diferentes capacidades. El alquiler oscila entre los $160 y los $600 la hora.
  • Front Desk: es una receptoría, en general, gratuita para quienes tienen algún servicio contratado. También se lo puede convenir a un precio de aproximadamente $500 al mes.
  • Virtual Office: servicio de código postal y línea de teléfono IP para quienes no residen en Buenos Aires.

Coworking,-una-nueva-forma-de-trabajar2

Mercado en crecimiento

Martin Frankel, socio gerente de AreaTres, asegura que las áreas de trabajo compartido van ganando terreno porque responden a las nuevas necesidades y a la evolución del campo laboral. El escenario futuro parece muy optimista para este fenómeno: el mercado está en constante evolución y los espacios de coworking parecen ser el camino inevitable por el que transitarán los pequeños emprendedores e incluso las grandes empresas.

Al respecto, Patricio Silberman, director de Belephant, concluye: “Esta modalidad de trabajo marca un norte hacia donde van a ir las estructuras y las relaciones laborales en el futuro: pequeñas empresas unipersonales con bajo costo fijo, pero con la posibilidad de ampliarse y achicarse, amoldándose al tamaño del proyecto que se les presente. Los conceptos de colaboración, comunidad y networking son el futuro”.

+info_

Céspedes Coworking
www.cespedescoworking.com
Belephant
www.belephant.co
La Maquinita
www.lamaquinita.co
Areatres
www.areatresworkplace.com
Urban Station
argentina.enjoyurbanstation.com
Central Coworking
www.centralcoworking.com

Comments

comments