La hora inteligente

Tiempo de lectura: Mas de 7 minutos

Los relojes dejaron de ser meros accesorios que daban la hora para convertirse en un dispositivo más donde interactuar en las redes sociales, en un medio de pago y hasta en un método de autentificación para abrir una puerta. Del dilema de por qué necesitamos tener uno, a la competencia de las mejores marcas que se disputan el primer puesto.

Txt: Andrea Palombo
Ph: Gentileza Apple, LG, Samsung, Motorola y Pebble

Hace más de 50 años veíamos en la pantalla chica al agente 86 Maxwell Smart comunicándose a través de un zapato: “el zapatófono”. Era inevitable no reírse de sólo pensar que podía hablar desde un accesorio de su vestimenta, pero más aún que lo hacía desde un aparato que no estaba conectado a ningún puerto, como ocurre con el teléfono lineal. Ocho años después aparecía el primer celular y aunque la tecnología comenzaba a dar signos de su importante evolución, todavía para ese entonces resultaba irrisorio que uno pudiera comunicarse a través de un reloj. En la actualidad, en cambio, es impensado no estar regidos bajo la inteligencia artificial: celulares, tablets y relojes inteligentes nos proponen rendir al máximo cada día.

La-hora-inteligente2

¿Por qué tener un reloj inteligente?

Atrás quedaron los días de los obsoletos relojes. Principales marcas, como Apple, Samsung, LG, Sony, Huawei y Motorola, entendieron que la muñeca es un lugar estratégico donde ubicar un dispositivo que nos permita estar conectado las 24 horas, como actualmente lo hace el celular, pero sin ocupar espacio o tener posibilidad de perderse, ya que va sujetado como una pulsera.

Sin embargo, todavía son nuevos en el mercado de dispositivos inteligentes y deben lidiar con la constante pregunta ¿para qué sirven? Los ‘smartwatchs’ salieron originalmente al mercado como pulseras que servían para monitorear la actividad física, contando calorías o llevando registro del ritmo cardíaco, entre otros datos. Pero el público era muy limitado, pues atraía principalmente a deportistas, personas interesadas en la actividad física o a pacientes enfermos del corazón que lo utilizaban para monitorear sus signos vitales.

En la actualidad, la apuesta es mayor y las compañías han logrado que, a través de su pantalla de 1,3 a 2 pulgadas, se pueda conectar a las redes sociales, recibir las notificaciones que llegan al celular, ya sea mensajes de texto, de whatsapp o llamada perdida; y hasta existen modelos que permiten responder las llamadas y enviar mensajes de voz. Este dispositivo no se presenta como una competencia para los celulares, sino como un complemento, ya que al asociarlo con un ‘smartphone’ permite ver indicaciones de mapas o controlar la música de su reproductor, y no faltará mucho para que pueda controlar los equipos electrónicos del hogar como el aire acondicionado, función que ya realizan algunos celulares. Quizás, una de las más grandes apuestas de las principales marcas es la de poder realizar pagos a través de la tecnología inalámbrica NFC (Near Field Communication), que aunque para nuestro país es una novedad, ya se viene utilizando en otros continentes, especialmente en Asia.

Un dato que augura un interesante futuro para los relojes inteligentes es que según una encuesta realizada por la empresa analista de mercado Forrester, el 40 por ciento de los usuarios de ‘smartphones’ en Estados Unidos y alrededor del 20 por ciento en Europa dijeron que están hartos de sacar siempre el ‘smartphone’ del bolsillo. Pero también sucede lo contrario con aquellas personas que no les gusta usar relojes, inteligentes o no. En este escenario, las expectativas de ventas del año pasado son altas: se espera haber vendido más de 28 millones de “pulseras inteligentes” (se trata de un estimativo de venta, todavía no están los datos oficiales).

 

Lo mejor de lo mejor

Apple Watch. Es sin dudas uno de los accesorios que mejor ha sabido combinar la moda, el lujo y la tecnología, superando al Rolex como marca de reloj de lujo. Viene en dos tamaños, 38 y 42 milímetros; cuenta con seis acabados diferentes de caja: aluminio anodizado (plateado o negro), acero inoxidable (plateado o gris espacial) y oro de 18 quilates (amarillo o rosa); seis estilos de correa con diferentes colores y acabados en cada una de ellas: pulsera de eslabones, correa deportiva, Loop de piel, con hebilla clásica, correa con hebilla moderna y pulsera Milanese Loop; y 11 estilos de esfera con posibilidad de personalizar sus funciones.

A su vez, el Apple Watch se divide en tres colecciones diferentes: Apple Watch Sport (aluminio anodizado + correa deportiva), Apple Watch (acero inoxidable + diferentes correas) y Apple Watch Edition (oro de 18 quilates y diferentes tipos de correas).

Pero sin dudas, el mayor atractivo de este reloj es su Corona Digital, que aunque conserva la apariencia clásica, al rotarla se accede a datos electrónicos sin siquiera tocar su pantalla. Así, por ejemplo, se puede realizar zoom sobre un mapa o fotografía y hasta funciona como un botón para volver al inicio. Por otra parte, su pantalla de cristal zafiro garantiza una resistencia extrema ante posibles ralladuras.

Las distintas aplicaciones instaladas en el reloj aparecen de forma circular y se pueden acercar o alejar a través de la corona digital. Además, esta es capaz de diferenciar entre una simple pulsación y la presión, y cuenta con aplicaciones diseñadas exclusivamente para esta marca, como Digital Touch, que permite a sus usuarios comunicarse entre sí a través de simples dibujos o toques físicos. ¿Cómo? A través de su innovadora tecnología háptica Taptic Engine, con la que transmite distintas sensaciones a la muñeca del usuario, semejante al toque físico de otra persona, de acuerdo a su interacción con el reloj o a las alertas que reciba. Lejos de ser un simple vibrador, en un futuro cercano servirá como despertador insonoro. Su precio va desde los 400 euros, según el modelo.

Huawei Watch. Su diseño clásico y elegante lo convirtió en el protagonista de la edición 2015 de la IFA, la feria tecnológica más importante de Europa. Su pantalla de 400 x 400 píxeles de resolución, recubierta de cristal de zafiro, tiene la mejor proporción pantalla-cuerpo de todos los ‘smartwatch’ de Android Wear. Está fabricado en acero inoxidable, viene en tres colores -plateado, dorado y negro- y se puede personalizar con una correa de cuero o metálica. Utiliza el sistema operativo Android, puede almacenar hasta cuatro gigabytes de información y su batería aguanta hasta dos días. Como el resto de los ‘smartwatch’, cuenta con un lector de frecuencia cardíaca y certificación IP67, pero tiene una desventaja y es que no dispone de GPS. Su precio varía entre los 349 a 449 euros.

Moto 360. Su segunda generación conserva el estilo clásico de diseño redondo y garantiza el acceso a una información puntual con un sólo vistazo. Ofrece todo tipo de notificaciones, que pueden ser muy útiles para el usuario en su rutina diaria, como alertas sobre el clima, de vuelos o del tráfico. Otro atractivo es que cuenta con un control de voz que permite enviar textos, acceder a Google y hasta programar un recordatorio sin usar las manos. Viene en dos modelos: uno con una pantalla de 1,37 pulgadas y otro de 1,56 pulgadas. Utiliza Android Wear, tiene cuatro gigabytes de memoria y su batería dura hasta un día. El año pasado, la compañía ha decidido bajar su precio de 249 euros a 149 euros.

LG Watch Urbane. Atractivo en apariencia, este ‘smartwatch’ viene con una pantalla P-OLED (OLED de plástico) redonda de 1,3 pulgadas con 320 x 320 de resolución. Su cuerpo de acero inoxidable de 45,4 x 52,3 x 11 milímetros alcanza a pesar unos 60 gramos. Es resistente al agua (máximo un metro) y polvo gracias a su IP67. Viene en dos tipos de acabado (plata y oro rosado), ambos con una correa de cuero negro con costuras blancas o color marrón. Su precio es un poco elevado, de 349 euros, y tiene algunas desventajas estéticas -como la de verse bastante grande en muñecas pequeñas- y tecnológicas, como el no tener GPS y no tener un puerto micro USB, por lo que requiere de un adaptador para cargarlo.

Pebble Time. Ha tenido un gran éxito de ventas gracias a su diseño original y funcional. Su nueva generación viene con una pantalla ePaper a color que mantiene la duración de la batería en seis días. Además, permite instalar todo tipo de Apps de terceros.

A diferencia de la mayoría de los ‘smartwatchs’, no tiene pantalla táctil y es bastante delgado. A nivel técnico se destaca gracias a que su sistema operativo adopta una interfaz basada en una línea cronológica. De esta manera, el sistema “Timeline” organiza el contenido del pasado al futuro, permitiendo al usuario avanzar o retroceder viendo los diferentes eventos, citas, notificaciones o tareas. Está disponible en tres colores: negro, blanco y rojo, es resistente al agua y está dentro de los más accesibles, con un precio de 149,99 euros.

 

Lujosos, únicos e híper tecnológicos, los ‘smartwatchs’ prometen ser el dispositivo móvil más demandado en los próximos años. Reducir su tamaño y precio será decisivo para lograr que eso suceda.

+info_

Apple Watch
Dónde comprarlo: www.apple.com/es/watch
Precio: Desde 400 euros, según el modelo.
 Huawei Watch
Dónde comprarlo: www.gethuawei.com/huawei-watch
Precio: Desde 399 a 699 euros, según el modelo.
Moto 360
Dónde comprarlo: www.motorola.es/products
Precio: 149 euros
LG Watch Urbane
Dónde comprarlo: www.lg.com/es/wearables
Precio: 349 euros
 Pebble Time
Dónde comprarlo: www.pebble.com
Precio: 149,99 euros.

Comments

comments