La perla de la Florida

Tiempo de lectura: Mas de 6 minutos

Presentamos nuestros rincones preferidos en los Cayos, destino ideal para recorrer en tu próxima visita a Miami.

            Txt: Rosario Oyhanarte Ph: Gentileza Francisca Oyhanarte y Florida Keys News Bureau

Hay argentinos que tienen la suerte de viajar seguido a la Florida; para muchos, es casi un ritual anual (¡o bianual!). A todos ellos, entonces les acercamos un destino que pueden agregar a la agenda en su próxima escapada a la ciudad del sol: los Cayos, el archipiélago del sur conocido por su clima soleado, palmeras y ‘key lime pie’.

Para llegar al último de ellos, Key West, lo ideal es hacer la travesía en auto. El viaje desde Miami dura aproximadamente tres horas, si es que el tráfico no juega una mala pasada (hay que considerar que, llegando a Kew West, la ruta es de una sola mano). La buena noticia es que la vista al golfo de México hará que el viaje sea un placer.

Pero, no nos adelantamos tanto, porque luego de partir de Miami y antes de llegar al que supo ser el cayo preferido de Tennessee Williams, hay mucho que apreciar. La primera parada bien podría ser en Shell World, una simpática tienda de caracoles que los vende en todos sus tamaños y versiones. Quizás el negocio puede pecar de ser -un poco- kitsch, pero lo bueno es que no pretende ser otra cosa. Se consiguen buenos detalles deco para quienes tienen casa de verano… o quienes viven en pleno cemento pero ansían descansar su vista, adornando algún rincón de su morada con una simpática estrella de mar.

Siga el viaje, entonces, y la siguiente parada debería ser en Islamorada. A esta altura, nos hallamos a una hora y media de Miami. Lo ideal es planear el itinerario para llegar a esta isla a la hora del almuerzo y visitar Morada Bay Beach Café. ¿Por qué integra la lista de recomendados? Los seriéfilos conocerán este hotel gracias a Bloodline. Pero, aunque nunca hayas visto la taquillera serie de Netflix, la belleza del lugar bien amerita el viaje. El café asoma a la playa del hotel. El turquesa del agua combina perfectamente con la ambientación y las palmeras terminan de dar la nota para crear una postal idílica. Los platos incluyen ensaladas y todo tipo de delicias de mar, incluyendo rabas exquisitas.

Encantos isleños

Que siga el periplo para llegar, finalmente, a Key West, que en castellano se conoce como Cayo Hueso. Dicen que el nombre se debe a que, cuando la isla fue descubierta por los españoles, estaba poblada por huesos de los antiguos habitantes…

El primer paso a decidir es dónde alojarse. Un hotel boutique pintoresco es el Nyah, ubicado en la Ciudad Vieja pero no en Duval Street -que es la calle más bulliciosa de todas-, sino a pocas cuadras, distancia perfecta para refugiarse del ruido y para poder moverse en bicicleta (gran forma de recorrer la isla) o a pie. Al respecto, una pequeña aclaración: el estacionamiento en Key West es bastante caótico, así que si se consigue dejar el auto estacionado durante toda la estadía, mejor. Además, por la noche los transeúntes tienen la suerte de absorber el aroma a jazmines.

Uno de los primeros encantos que enamora de este cayo es su arquitectura victoriana. Las casas, en general, respetan esta misma estética. Ostentan maderas pintadas de blanco y colores pastel. Las santa ritas adornan todas las veredas y, en contraste con el verde de las palmeras, terminan de conformar uno de los cuadros más pintorescos de la Florida.

Luego de perderse por las calles del centrito, la mayor de las gracias de Key West llega con la puesta del sol. El lugar perfecto para contemplarlo es Sunset Pier, un bar al aire libre donde tocan bandas en vivo, súper agradables y para nada antagónicas con el volumen de una buena charla. Dato no menor: la vista al agua es en primera fila. Otra opción es contemplar el atardecer desde Mallory Square, donde todos los días tiene lugar la ‘sunset celebration’ (celebración del atardecer); sin embargo, suele estar atestado de gente, así que Sunset Pier se perfila como la mejor opción.

Una salvedad importante para que nadie se vaya defraudado: el encanto de Key West no pasa por sus playas. Si las temperaturas son muy elevadas, desde ya uno querrá refrescarse en el golfo de México y, en ese caso, recomendamos Smathers Beach o Sunset Key Beach (aunque, vale aclarar, corresponde a un resort privado). Pero, si la playa es la prioridad, entonces quizás es mejor quedarse en Miami. La buena noticia es que, si el tiempo acompaña, la zona se presta para un gran día de snórkel o buceo, además de otras actividades acuáticas como paseos en lancha o barco.

Otro programa, perfecto para hacer en familia, es visitar Dry Tortugas National Park, un conjunto de siete islas compuestas por arena y arrecifes, a las que se llega en ferry desde Key West.

Tampoco podrá faltar la foto en el “Southernmost Point”, el punto más meridional de Estados Unidos que está señalizado con una boya gigante. Es aquí donde termina el estado de la Florida y nace el Caribe. Además, ¿sabías que Key West está a sólo 150 kilómetros de Cuba?

Literatura y delicias al paladar

Para sumar la cuota cultural, no hay mejor plan que visitar la casa de Hemingway. El célebre autor de París era una fiesta, El viejo y el mar y Adiós a las armas, entre otros clásicos, llegó a Key West por primera vez en 1928, junto con su esposa de ese entonces, Pauline. La pareja se enamoró de la residencia que había pertenecido al multimillonario Asa Tift y que, en ese entonces, estaba abandonada. Hemingway la compró en 1931 por ocho mil dólares y se mudó con su familia hasta 1940, año en que partió hacia Cuba. Hasta 1951, su esposa y sus dos hijos permanecieron en el hogar que hoy está abierto para visitas.

Entre otras curiosidades, la casa ofrece visitas guiadas que cuentan la historia del escritor y su relación con los Cayos. Además, está poblada por gatos de seis dedos (descendientes del gato de Hemingway) y permanece, hasta la actualidad, como la propiedad residencial más grande de Key West.

La visita no demora más de una hora. Luego, llega el momento de decidir dónde cenar. Las opciones gastronómicas son variadas y, sin dudas, conforman uno de los programas preferidos de la zona. Para los amantes de los mariscos y pescados, este es el paraíso, pero hay opciones para otros gustos también.

El restaurante estrella del destino es, sin dudas, Louie´s Backyard, que sirve platos de autor. Lo ideal es pedir mesa al aire libre, para cenar bajo las estrellas y alrededor de un ombú imponente, adornado con las lucecitas que tan bien se llevan con el ánimo estival. Se recomienda pedirse una copa de vino y disfrutarlo junto con la pesca del día mientras se contempla el Atlántico.

Otra opción es pasar por Pepe´s, un clásico de la zona que se jacta de ser el bar/restaurante más viejo de la Ciudad Vieja. La hamburguesa es riquísima y el pastel de carne también. Su estilo es más descontracturado, perfecto para llegar sin reservas y con amigos.

Sobre Duval Street hay miles de restaurantes, pero esta es la calle más ruidosa –aunque, en general, Key West es bastante tranquilo-, y llamará la atención que la edad promedio de los transeúntes es superior a los 60 años.

Otros dos enclaves recomendados son Half Shell, para almorzar frente al puerto, y Sarabeth´s. Quizás conozcan a este último por sus sucursales de Nueva York. Si es así, sabrán que es una gran opción para desayunar unas ricas tostadas con huevos revueltos. Y, si no lo conocían, bien pueden sumarlo a la lista, no sólo en los Cayos sino también en su próximo paseo por Manhattan.

Luego de la visita a Key West, para la vuelta a Miami se aconseja hacer la parada en Key Largo, otro de los favoritos. Un buen ‘stop’ rutero es Sundowners, para almorzar frente al mar. Sí o sí: probar la ‘key lime pie’ a la hora del postre. ¿Dato de color? No en vano, la célebre torta en el mundo entero debe su nombre a los cayos. Es que, la receta original emplea las limas “key”, llamadas así por ser oriundas de la zona. En cada uno de los restaurantes del área vas a poder probar una versión diferente de esta torta tan fresca y liviana, y hasta Publix las vende frescas a diario.

Con todos estos datos en mente, bien pueden organizar su visita a un rincón de la Florida que, todo indica, no los va a defraudar.

+info_

shellworldflkeys.com
moradabay.com/the-beach-cafe
nyahotels.com
hemingwayhome.com
louiesbackyard.com
pepeskeywest.com
sarabethskeywest.com
sundownerskeylargo.com

 

Comments

comments