Navegar por la inmensidad

Tiempo de lectura: Mas de 6 minutos

Desde hace algunos años, los cruceros por la Antártida y el Ártico se convirtieron en una gran atracción para turistas de todas partes del mundo. BA MAG recorre las mejores propuestas de este viaje sin precedentes.

Txt: Camila Barreiro Ph: Gentileza Aurora Expeditions y Crystal Cruises

Cuando uno habla de inmensidad piensa en mirar hacia adelante y no poder distinguir la línea que une al cielo con la tierra, en voltear la cabeza y no lograr abarcar con los ojos la cantidad de espacio desplegado, en sentirse pequeño ante un sinfín de posibilidades, de paisajes, de oportunidades. Con más de veinte millones de kilómetros cuadrados de puro blanco y azul, las regiones polares -como el Ártico y la Antártida- han despertado, en las últimas décadas, gran interés y fascinación por parte de viajeros intrépidos y curiosos que buscan un lugar para perderse, con el fin de encontrarse.

Dado que son, por sus deshielos y heladas, dos de los lugares más inaccesibles del planeta, la mejor oportunidad para zambullirse en ellos es viajar en alguno de los cruceros que ofrecen recorridos cuidados por estos espectaculares paisajes y sus ecosistemas.

Dos mundos

A pesar de sus semejanzas a simple vista, la Antártida y el Ártico son muy distintos. Con casi la misma extensión (unos 14 millones de km2), el Ártico es un mar helado sin tierra debajo, mientras que Antártida es un continente, con tierra firme, costas, sistemas montañosos, glaciares y valles.

Una de las diferencias clave, a la hora de elegir las vacaciones, es la temporada de viajes. Aunque ambos sitios deben ser recorridos en su verano, el cual cae en diferentes momentos del año. Mientras que el Ártico tiene la estación cálida de mayo a septiembre, a la Antártida le toca entre noviembre y marzo.

¿Y el temido frío? La Antártida tiene el récord por la temperatura más baja, con -88 grados. Sin embargo, para “tranquilidad” de los turistas, durante los meses de verano, el promedio es de entre -8 y 10 grados -al igual que en el Ártico-. Y, en temporada, ambos ofrecen luz del día durante 24 horas.

Para arribar a la región ártica, el mejor acceso se encuentra en la Europa escandinava, mientras que la Antártida suele ser visitada desde Ushuaia, la punta de América del Sur.

Un crucero antártico puede ofrecer actividades como kayak, camping, alpinismo, esquí y buceo, mientras que los cruceros del Ártico tienen más restricciones, debido a la seguridad de los osos polares, que pueden divisarse desde diferentes puntos de la embarcación.

Los detalles

Los cruceros -que van desde la semana hasta los veinte días de duración- suelen tener como regla un itinerario flexible, que varía según la disposición del hielo, el mar, la vida salvaje y el clima (a pesar de solo acceder a las zonas disponibles para el turismo). Los barcos suelen ser pequeños, para permitir el acercamiento a sitios que serían inalcanzables para los más grandes, por lo que los grupos de viajeros no llegan a superar las 200 personas.

Según los expertos en turismo, año a año son más las personas que escogen los cruceros que navegan por climas fríos ¿Será porque así se puede tener un contacto más directo con las maravillas naturales que proponen esos ecosistemas inhóspitos? ¿Por la fascinación que generan esos polos tan poco habituales? ¿Por las actividades deportivas que pueden realizarse allí, como kayak y senderismo sobre hielo? Las respuestas pueden ser varias; sin embargo, hay una sola afirmación y es que cada vez más empresas agregan esta atracción a su carta de viajes. De hecho, ya son unos 40 los barcos que visitan la Antártida anualmente, desembarcando a cerca de 30 mil pasajeros.

A pesar de la relajación que viene de la mano de cualquier viaje, los turistas que se embarcan hacia regiones polares, suelen tener muchas dudas previas a abordar. Poseidon Expeditions es una de las empresas que organiza cruceros al Ártico y Antártico, y se encarga de comunicar una serie de aclaraciones a los futuros pasajeros. Lo más importante es que, como en todo crucero, hay actividades dentro del buque (la mayoría relacionadas con observación de aves, especies marítimas y descubrimientos científicos, aunque los juegos y los cocteles nocturnos, también están presentes). Con un médico a bordo experto en estos viajes, el único requisito de salud es estar en condiciones de poder hacer las excursiones a pie -que incluyen pasarelas empinadas y terrenos difíciles de caminar-. A la hora de empacar, su mayor recomendación, es llevar ropa “en capas”: camisetas manga larga, cuellos tortuga, sweaters, camperas y pantalones impermeables, como los de ski (como los cambios climáticos son abruptos, es importante poder ponerse y sacarse las prendas con facilidad).

Experiencias de lujo

Crystal es otra de las empresas que recorre los polos, y el éxito de sus expediciones es tal que ha anunciado el primer “mega yate” de clase polar que se lanzará en 2019 y contará con un submarino de siete personas y dos helicópteros. “El buque podrá navegar por hielo nuevo. Y el plan es que vaya al Ártico en verano, siga la ruta de migración de las ballenas a lo largo de la costa de las Américas y, luego, vaya de Europa a la Antártida durante el invierno”, cuenta una de las representantes de Crystal Cruises.

Hasta lanzar el nuevo yate, los recorridos se hacen en cruceros clásicos, aunque estos son reconocidos como unos de los más lujosos. Algunas de sus excursiones son llamadas “boutique”, por lo exclusivas. Entre ellas hay buceo por el Ártico, visita a Iglooplik (considerado como el epicentro cultural del pueblo Inuit) con shows de circo y arte, y pesca con mosca en el río Ekaluk, donde viven especies de excepcional tamaño y variedad.

Otro de los grandes lanzamientos es el de la empresa Ponant, que ha anunciado cuatro nuevos cruceros específicos para el hielo, con 92 cabinas, que comenzarán a navegar el año que viene.

Polar Pioneer, el ‘cruise’ con el que organiza viajes Aurora Expeditions, responde a uno de los estilos más populares de buque en la Antártida y el Ártico: pequeño, pero confortable como un hotel. Permite solo 54 pasajeros, pero su módico tamaño hace que los mismos puedan vivir una experiencia más “íntima y personal”. Además, por haber sido un barco de investigación antes de convertirse en crucero, cuenta con amplias cubiertas que proporcionan un lugar agradable de observación para guardar en las retinas esos paisajes mágicos que ofrecen las regiones polares. Para los más estudiosos, hay especialistas que dan charlas informativas sobre el ecosistema y medio ambiente del lugar.

Así como las empresas que ya están en el rubro continúan mejorando la apuesta, son cada vez más quienes se suman a la aventura polar. Tal es así, que la agencia de cruceros de lujo Scenic anunció la llegada de un nuevo barco para el 2018, en el que pretende llevar las “seis estrellas” a los climas fríos, con un barco que incluirá un spa y seis restaurantes. En el Ártico, Quark Expeditions apuesta a una gran temporada del año y ya añadió 20 itinerarios más que el año pasado. Será que nadie quiere quedarse afuera de los icebergs y el día eterno.

Los pioneros fueron argentinos

“Mis padres, Lilo y Alejandro Nesviginsky, con un socio de Estados Unidos, ‘chartearon’ en junio de 1965 el buque Lapataia, que había pertenecido a la armada Argentina. En enero del ‘66 zarpó de Ushuaia con rumbo a la Antártida, con 82 pasajeros, la mayoría americanos”, rememora Jorge Nesviginsky, que continúa en el rubro del turismo desde sus oficinas en Canadá de TTS Viajes. Aquel primer barco que visitó la Antártida con fines turísticos recorrió varias bases, incluida la Esperanza, que es Argentina. La expedición, porque entonces no se llamaba crucero, fue tan exitosa que el presidente de aquel momento, Arturo Illia, los invitó a la Casa Rosada y la Asociación Argentina de Viajes y Turismo le dio a Alejandro, la medalla de oro al mérito turístico. “Mis padres fueron los pioneros en hacer estos viajes y los hicimos de forma continua durante 25 años, hasta 1991”, finaliza el hijo de los visionarios de aquel recorrido que hoy eligen cada vez más viajeros.

+info_

poseidonexpeditions.com
crystalcruises.com
ponant.com
auroraexpeditions.com.au
scenic.com.au
quarkexpeditions.com
ttsviajes.com

Comments

comments